Biografía

UN POCO DE MI VIDA...


Soy Paco Ramos Torroba, nací el 20 de Enero de 1964 en Puertollano, más concretamente en un barrio que vivía de la minería del carbón, llamado Asdrúbal, siendo el tercero de cinco hermanos en el seno de una familia muy humilde.

Al acabar el instituto, comencé una larga trayectoria académica. Durante mi carrera profesional y personal he intentado formarme en varios ámbitos. Estudié Magisterio por la UCM (Especialidad: Lengua Española e Idiomas Modernos) y después, me licencié en Derecho por la UCLM. Por otro lado, me formé como Técnico Superior en Prevención de Riesgos Laborales (Especialidad: Seguridad e Higiene en el Trabajo por UCLM). Seguidamente continué mi formación académica con la Licenciatura en Antropología Social y Cultural por UCLM-UCM y el Doctorado por la Universidad de Castilla-La Mancha en esta especialidad. 
Además de esta formación oficial me he especializado con cursos, congresos, talleres, jornadas, etc., en conocimientos sobre salud, motivación personal en el trabajo y coaching, y, últimamente, en técnicas de salud complementarias y de bienestar integral como Reiki-Vida, entre otras muchas.

Todo como resultado de muchos años de esfuerzo, dedicación y empeño. 
Mi infancia fue especialmente dura. En 1971, cuando yo tenía 7 años, mi padre trabajaba como carpintero en la mina y mi madre tenía bastante faena con los cinco hijos: Andrea, Clara, Paco (yo), Julián y Miguel Ángel, recién nacido.
Cuando llegó la crisis del petróleo de 1973, empezaron graves y grandes problemas para la familia. Mis padres estaban muy preocupados porque nos obligaban a pagar la casa en la que vivíamos y no teníamos dinero. En ese periodo, mi padre tuvo una perforación de estómago y cuando volvió a trabajar como carpintero se cortó,en un accidente de trabajo, los dedos: anular, corazón e índice de la mano izquierda. Todo se complicó, pues se quedó sin trabajo y con una pensión mínima por ese accidente. Él hacía algunos trabajos mínimos de carpintería y mi hermano Julián y yo nos íbamos con él para ayudarle al acabar las clases.
Lo empezamos a pasar muy mal porque debido a esta situación, mi padre volvió a empeorar y no teníamos como afrontar los gastos de la casa ni de la comida diaria y la ropa. Vivíamos en gran parte gracias a la caridad de los vecinos, pero ellos también eran muy humildes. No teníamos apenas qué comer ni calefacción y hacía mucho frío en invierno. Fueron años muy, muy duros.
Durante los 7 años siguientes, fuimos a trabajar a la vendimia a Francia. Fue durísimo el trabajo allí, pues ni las condiciones ni el trato eran los más adecuados. No estábamos bien considerados los españoles, aunque sí realizábamos un gran trabajo.

No obstante, estudié en el Instituto Dámaso Alonso de Puertollano y aunque me incorporaba a finales de noviembre, sin asistir a ninguna clase ni formarnos en ese periodo, lograba sacar siempre el curso en junio y con buena nota. En estos años del instituto, me levantaba todos los días a las seis de la mañana y acababa por la tarde-noche ayudando a mi padre en la carpintería. No era fácil ser un adolescente sin posibilidades económicas para prácticamente nada, frente a compañeros con bastante dinero, pero lo asumía porque sabía el esfuerzo que estaban realizando mis padres para que nosotros pudiésemos estudiar.
Al acabar el verano, también daba clases particulares, ayudaba a mi padre en la carpintería y vendía libros y joyas de las tiendas de las que me había hecho distribuidor. En septiembre nos íbamos a Francia hasta noviembre, como cada año.
Con la beca, y los  pocos ahorros  de la vendimia, empecé a estudiar magisterio en Ciudad Real. Me hice merecedor en esos años de la beca y luché por no perderla. Cuando tenía veinte años, vivía en Ciudad Real y conocí a quién después sería mi mujer, Asun. Al acabar magisterio, me fui a la mili y no fue una experiencia demasiado grata, aunque traté de leer mucho y formarme en temas de ventas.
Al volver del servicio militar, uno de mis tíos que tenía varios negocios, me propuso trabajar con él, a la vez que estudiaba las oposiciones, algo que no era nada fácil. De mis visitas a los bancos, comencé a hacer amistades con directores e interventores de oficina de distintas entidades, por lo que no tardaron en llegarme propuestas para presentarme a oposiciones en bancos y cajas. Al año y medio, aprobé una oposición en una entidad de ahorro y me dieron como destino mi propio pueblo, Puertollano. A los tres meses, me hicieron fijo y ascendí a Interventor de Oficina y después en los años siguientes, a Jefe de la Unidad de Recuperación de Activos, Jefe de Morosidad, Jefe Comercial y,  por último, Jefe de Auditoría. Obtuve el premio a la Mejor Iniciativa de Empleados para mejorar la entidad, en cinco ocasiones.

Tuve un accidente laboral y al hacerme pruebas, me comunicaron que tenía una hernia cervical C6-C7 y que recomendaban la rápida intervención por el riesgo que representaba para la médula espinal. En octubre de 2000, me operaron en la Clínica Ruber de Madrid. La operación fue un fracaso y estuve a punto de morir. Desde entonces, arrastro hasta hoy mismo secuelas derivadas de las gravísimas complicaciones que sufrí a causa de la infección meningocócica, como consecuencia directa de dicha intervención.

  Las lesiones han sido tan numerosas y tan graves que me han afectado a numerosos órganos y me hicieron estar durante años, de consulta en consulta médica, porque no encontraban causas comunes que pudieran englobar todas las secuelas, o, al menos, la mayor parte de ellas. Hasta que finalmente en el Hospital Vall d’Hebron de Barcelona, pudieron concluir que padecía Síndrome de Fatiga Crónica (SFC). Desde entonces, cuando se me observa, no se encuentran grandes cambios físicos en mí, pues los que producen el Síndrome de Fatiga Crónica parecen, en la mayoría de los casos, invisibles. Aunque fue duro de afrontar, lo mejor es no rendirse ante la enfermedad. Pensé que había llegado a mi vida para enseñarme algo, para cambiar algunas pautas en mis formas de hacer, de ser y de pensar que me estaban desgastando y agotando. Después de dieciocho meses de baja, pasé tribunal médico, acudí al Juzgado de lo Social y me dieron una invalidez permanente. Por las secuelas me evaluaron con una minusvalía del 67%.
Con todo esto, lo que quiero es transmitiros un mensaje de esperanza, de motivación, para no decaer nunca en vuestros propósitos. Todo esto me hizo reflexionar y pensar que debes realizarte en esta vida, aún padeciendo cualquier grave dolencia. No rechacemos nada pues todo lo que se presenta en nuestras vidas es para enseñarnos algo.
Cuando haces las cosas de corazón y vas dónde él te lleva, tu conciencia descansa en la paz interior y es allí donde se empieza a fraguar tu resurgimiento. 
Yo quise hacer realidad mi sueño para ayudar a los demás con Ahire, una asociación sin ánimo de lucro, que fundé en 2010, buscando una sociedad más justa y solidaria a través de sus miembros. En Ahire, estamos comprometidos con la mejora de la salud, la cultura, la formación, la solidaridad, la diversidad, el crecimiento personal, el altruismo y todos valores afines que buscan una sociedad más justa. Somos una red de personas unidas, colaborando en proyectos y participando en actividades que aportan valor a toda la sociedad.

Ahora tengo dos hijos y me dedico en exclusiva a Asociación Ahire para conseguir un mayor bienestar integral de las personas con nuestra misión, visión y valores para hacer una sociedad más justa.

  •   Principios de Ahire

MISIÓN: ¿Qué pretendemos aportar?

“Conseguir que las personas alcancen un mayor bienestar integral tanto propio como en sus relaciones, mediante el desarrollo de su cultura, emociones y sentimientos así como en su pensamiento creativo”.

VISIÓN: ¿Hacia dónde nos dirigimos?

Queremos ser un espacio de ayuda, inspiración y referencia para todos los que busquen una mejora personal en sus vidas y en la sociedad. Ahire, con sus servicios busca la cohesión económica, social y cultural de las personas.

VALORES: Principios éticos.

- Ilusión e innovación. Generamos con creatividad nuevas formas de actuación y potenciamos el talento colectivo.
- Atención a la diversidad y al enriquecimiento cultural. Apoyamos la igualdad y la no discriminación por razones de género, edad, raza, nacionalidad, cultura, religión, discapacidad, orientación sexual o cualquier otro planteamiento que atente contra la libertad personal.
- Generosidad y compromiso en busca del bien común. Especialmente con las necesidades de los más desfavorecidos de y cualquier persona o colectivo que pudiese necesitarnos.
Integridad: aportando transparencia en la gestión, calidad y eficacia en el servicio.


Algunas de mis publicaciones y colaboraciones han sido…
  • En 2011, publiqué “Un conflicto velado. Relaciones de género y estrategias sexuadas para la promoción en los sectores financiero y asegurador”, Ediciones de la Universidad de Castilla-La Mancha, Cuenca. ISBN 978-84-8427-847-7 y su publicación en EE.UU.,ProQuest LLC.789, East Eisenhower Parkway, P.O. Box 1346, Ann Arbor, MI 48106-1346 United States. ISBN 978-11-2495-215-4.
  • En 2009 publiqué en colaboración con otros autores en el libro, Campo de Calatrava nº la monografía “Aproximación a la Chrónica de las tres Órdenes y Cavallerías de Santiago, Calatrava y Alcántara de fray Francisco de Rades y Andrada”, además de otros artículos como: “La mujer en la historia de Puertollano hasta el franquismo”, “Discurso social y acciones ante el Síndrome de Fatiga Crónica y la Fibromialgia”
  • En colaboración con otros autores como SAMA, S., VALLE, J., RAMOS TORROBA, F., FERNÁNDEZ, P., MORA, Y., SOBRINO, Y. en 2007 publiqué el artículo “Discursos y representaciones del riesgo” en LÓPEZ GARCÍA, J. y FLORES MAROS, J.A. (Eds). Puertollano, Ediciones Puertollano.
  • Entre sus publicaciones en otros ámbitos son en 2005, “Vivencia de un profesor con S.F.C”, Rev. 485, ANPE, 3-2005 pp.31-35; en 2000, “Nunca es tarde, la mirada de Alian”, revista nº 1, p.15 y en 1992, “Duermo o palpito”, Revista Publiocio, nº 74 p.17.
Y en cuanto a mis participaciones…
  • Participé con la comunicación “Un conflicto Velado. Comunicación” en las I Jornadas Doctorales de Castilla-La Mancha. “El doctorado: Impacto social y futuro profesional”, Ciudad Real, Ediciones de la UCLM. Ese mismo año publiqué en prensa los artículos: “A propósito de la demografía y la inmigración” y ¿Qué es la guerra?, I más Información, Puertollano, págs. 3-6, 01-12-2008. Está en prensa el libro titulado: “Una guerra velada”.
  • Entre las contribuciones a congresos destacan en 2008 las I Jornadas Universitarias sobre Síndrome de Fatiga Crónica y Fibromialgia. Codirector Técnico, comunicación presentada y moderador de una de las jornadas 9, 10 y 11 de diciembre.
  • Otras actividades culturales en las que he colaborado son: 2011-2012 Escritor y director de la obra de teatro: “Espérame en el cielo”.2011-2012 Co-director, productor, guionista y actor del corto: “Vivir soñando”.1999-2000. Director, productor y presentador del programa cultural “Su mirada”, en TV-Ciudad Real. 1999-2000 Conferencias sobre gestión de morosidad. 1999-2000 Conferencias sobre el impacto del euro en la economía española. 1999-2000 Conferencias sobre el impacto del AVE en Ciudad Real.


DOMICILIO Y OTROS ASPECTOS DE INTERÉS DE AHIRE

Esta Asociación establece su domicilio social en el Hotel Cumbria Ctra.Toledo, 26
Oficina 2 Despacho 6 13005 Ciudad Real y el ámbito territorial en el que se van a
realizar principalmente sus actividades, será en todo el territorio nacional.

      -       Nuestras páginas Webs: www.ahire.es y www.pacoramos.com


      -       Nuestro correo electrónico es: asociacionahire@gmail.com


Tú eres importante en la Asociación, tus ideas pueden ser necesarias para continuar con

este gran proyecto.

Si te animas a acompañarnos y a colaborar con nosotros, puedes ponerte en contacto

mediante el siguiente e-mail: asociacionahire@gmail.com, o bien, llamando al 
Tf. 601 248 999- Paco Ramos Torroba. Presidente Fundador de Ahire